Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Albero.Gianfranco Frattini.POLTRONA FRAU.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Lierna.Frassino Achille & Pier Giacomo Castiglioni.MERITALIA.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Platone.Sezgin Aksu.CAIMI BREVETTI.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Butterfly.Nicola De Ponti.FIAM.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Century. Marcel Wanders.VERY WOOD.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Brushstroke.Nendo.GLAS.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Stand de Kartell.MILÁN.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Pantone color of the year.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Cork&Felt.Hella Jongerius.DANSKINA.2014 
Tendencias Milán II. Cosmit 2014
Numero 3.Patrizia Bertolini.2014 

Tendencias Milán II. Cosmit 2014

A continuación se exponen el resto de directrices estéticas dictaminadas por el Observatorio de Tendencias de Cosmit en relación a la última feria del mueble de Milán.

 

El pasado como modelo icónico

El momento extraordinario que vivió el diseño entre la década de los cuarenta y la mitad de los sesenta, en particular el diseño italiano, danés, finlandés y americano, se recupera a través de re-ediciones de clásicos atemporales. La feria del mueble Milán se llenó de propuestas que recordaban sistemáticamente los códigos estéticos de este periodo, recuperando piezas emblemáticas con una gran fuerza gráfica. En este punto destacan la extraordinaria y misteriosa “Albero” de Gianfranco Frattini, una estantería vertical giratoria de nuevo propuesta por Poltrona Frau, las elegantes sillas burguesas “Lierna” de Fratelli Castiglioni para Meritalia y “Steel Pipe” diseñada por Shiro Kuramata y comercializada por CappellinI.

2014 se inspira en la edad de oro del diseño a través de un cuidado trabajo de análisis e investigación que revaloriza las fuentes filológicas y las líneas gráficas de un periodo en el que artesanía, precisión y elegancia eran las claves proyectuales de la mayoría de las propuestas.

Después de la invasión de la Bergère en el 2013, se asiste a una mayor atención por el empleo de la madera. La silla de madera en varias capas “Platone” de Sezgin Aksu para Caimi Brevetti, la mesa baja “Opera” de Mario Bellini para Meritalia o los marcos “labyrinthine” de Gio Ponti son algunos ejemplos.

También existen inspiraciones más recientes como “recuperaciones ” de proyectos de los años setenta y su dominio de la piel de color, como el sofá “Niobe” de Calia, y de la década de los ochenta, principalmente centrado en el “Brutalismo” alemán con propuestas como la mesa “Butterfly” de Nicola De Ponti para Fiam. Otra variante de esta ola creativa es la fusión o difuminación de las fronteras entre las firmas centradas en “muebles modernos” y las empresas especializadas en “muebles clásicos”. La colección “Century” de Marcel Wanders para Very Wood es sólo un ejemplo de ello.

 

Primero el material

Otra importante vertiente de este 2014 son los diseños inspirados en las propiedades del propio material. La conceptualización del diseño empieza en el propio material, desviándose de la práctica común en el que primero se definen las líneas de las propuesta y posteriormente se selecciona cual será el necesario para su desarrollo. Este punto es muy evidente en la colección “Brushstroke” de Nendo para Glas, donde la hoja de vidrio se cepilla hasta perder completamente su transparencia y ofrecer un efecto similar a la piedra. Sin embargo, la trasparencia, un best seller en ediciones anteriores, todavía está presente en proyectos como los de la firma Kartell que además se combinan con efecto oro. También destacan la proliferación de materiales poroso como el corcho, el cemento o la cerámica, junto con extraordinarios trabajos textiles como los de Charlotte Lancerot o la firma Gan.

La mano de obra juega un papel importante en este apartado. La industria y la artesanía se alinean  deliberadamente para ofrecer propuestas con una naturaleza única trazando una línea difusa entre diseño y arte.

La elección del color también se adapta a este homenaje al material. El color más popular es el cobre, declinándose por los tonos rojizos o decididamente púrpuras (“Radiant Orchid ” Pantone 18-3224, se seleccionó como el color del año). También se añaden los oxidados o los verdes gasolina a las paletas cromáticas, junto con pequeños toques de tonos que recuerdan a moho, hongos y barro.

 

Fascinación por la auto-producción

La fascinación por el trabajo artesanal y las huellas del trabajo hecho a mano, sin duda se deriva de otra tendencia dominante en el 2014, la auto-producción. Aunque este fenómeno no interesa mucho en el Salone del Mobile de Milán, fue ampliamente respaldado por la plataforma de jóvenes creadores SaloneSatellite, donde la proliferación de makers hacía entrever un fenómeno que previsiblemente aumentará y mutará con el tiempo.

Esta conceptualización del mercado centrado en objetos únicos de fabricación propia, generada en paralelo a la crisis económica, se reforzó con interesantes propuestas como la lámpara de pie de Patrizia Bertolini “Numero 3” para Horm o las alfombras “Cork&Felt” de Hella Jongerius para Danskina.

 

Diseño íntimo

Por último, otra reacción o consecuencia de la crisis financiera ha sido la aparición de un tipo de diseño íntimo. Algunos ejemplos son las sillas “Mad” de Marcel Wanders para Poliform, el escritorio “Oscar” de Giorgio Bonaguro para la firma Valsecchi 1918 o la silla “Manda” de Patrick Jouin para Busnelli. En este sentido los volúmenes se están redimensionandos, posiblemente ante la búsqueda de una comodidad burguesa y una funcionalidad práctica. Un poco decadente, tal vez, pero no del todo malo después del excesivo diseño autobiográfico impuesto en los últimos años.

2014  Trendhal ©

 

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.