Michael Anastassiades
Tipofthetongue. Michael Anastassiades.2013 
Michael Anastassiades
captured light. Michael Anastassiades.LOBMEYR.2012 
Michael Anastassiades
Three Champagne and One Water Glass.Michael Anastassiades and Ilse Crawford.2008 
Michael Anastassiades
Mobile Chandelier. Michael Anastassiades.2008 
Michael Anastassiades
Beauty Mirror Gold. Michael Anastassiades.2010 
Michael Anastassiades
Ball Light, Flex Rod Collection.Michael Anastassiades.2010 
Michael Anastassiades
String lights.Michael Anastassiades.FLOS.2013 
Michael Anastassiades
Tree in the Moonlight.Michael Anastassiades.NILUFAR.2010 
Michael Anastassiades
IC lights.Michael Anastassiades.FLOS.2013 
Michael Anastassiades
Meditation Stools.Michael Anastassiades.2007 

Michael Anastassiades

Cuando era pequeño, Michael Anastassiades recogía piedras constantemente en su Chipre natal tratando de encontrar una que tuviera la forma perfecta. De alguna manera, esta obsesión con la perfección y las proporciones le llevaron a estudiar Ingeniería en Londres y, más tarde, a cursar el célebre máster en diseño industrial del Royal College of Arts. En 1994, al año siguiente de graduarse, estableció su propio estudio en Londres, y hoy, su obra se encuentra en museos tan importantes como El MoMA de Nueva York o el Victoria and Albert de Londres.

Los objetos de Michael Anastassiades destacan por una belleza atemporal que se fundamenta en el uso de un amplio catálogo de formas geométricas elementales con las que el diseñador juega una y otra vez. El esquematismo del que parte todos sus proyectos se combina con la selección de materiales nobles (latón, cobre, mármol, nogal…) trabajados de manera sencilla, sin efectismos, y con procesos industriales básicos. Un ejemplo de la elegancia y sobriedad de su trabajo se encuentra en sus luminarias, una de las tipologías de producto sobre las que más trabaja. A pesar de que las fuentes de iluminación que utiliza suelen quedar a la vista y son de baja tecnología, como las lámparas convencionales (E27) y los tubos fluorescentes que algunos considerarían incluso vulgares, lo cierto es que el nivel de construcción, la atención a los detalles y la selección de acabados son de una calidad tan extraordinaria que ensalzan sus propuestas hasta llegar a ser consideradas como auténticas piezas de lujo, pertenecientes a esa categoría situada entre el diseño y el arte por el que el tiempo nunca pasa.

“Me interesa la inestabilidad que existe en el diseño. En la colección de móviles, todo está en perfecto equilibrio hasta que hay un pequeño movimiento del aire a tu alrededor y todo empieza a moverse. Te das cuenta de lo delicado que es todo.”

Anastassiades llevaba años produciendo sus diseños de manera artesanal y en series muy limitadas, comercializando sus productos a través de galerías como Nilufar (Milán) o Cristina Grajales (Nueva York), cuando, en 2007, decidió fundar una pequeña editora con su nombre para poder aumentar la producción de sus objetos, que son realizados por pequeños artesanos que el diseñador ha ido encontrando a lo largo de sus viajes por el mundo.  Tras dos años de intenso trabajo, el chipriota presentó su primera colección de objetos en edición ilimitada, y en 2013 acudió con un stand al Euroluce de Milán. El catálogo está compuesto principalmente por luminarias exquisitamente acabadas, aunque también cuenta con complementos para el hogar, como espejos o jarrones.

A pesar de la obsesión por controlar el proceso de producción de sus diseños personalmente y de que Anastassiades no había colaborado hasta el momento con ninguna gran marca de iluminación, en el pasado Euroluce, además de presentarse con su propio stand, se descubrieron al público los que fueron su primeros productos concebidos para el mass market por otra empresa: las luminarias de suspensión String Lights y la familia IC Lights. Y esa empresa no fue otra que la italiana Flos, uno de los líderes mundiales en iluminación. Las dos colecciones reflejan los aspectos esenciales del trabajo de Anastassiades: formas suspendidas en delicado equilibrio, un diseño elegante, y acabados excelentes.

El trabajo de Anastassiades encierra una belleza delicada en el que las proporciones son fundamentales. La tensión entre cada una de las partes que componen sus propuestas está meticulosamente estudiada, eliminando cualquier tipo de elemento superfluo que pueda llegar a enmascarar o distorsionar la esencia del producto. El equilibrio se posiciona como la clave sobre la que gravita su imaginario personal; un entorno cargado de abstracción pero en el que también cabe lugar para la crítica.

Su última creación contrasta con su trabajo para la industria. Recientemente se inauguró en The Point Centre for Contemporary Art, en Nicosia (Chipre) la exposición Reload the Current Page, una serie de objetos conceptuales creados especialmente para la muestra, que pretenden dar forma a las ansiedades y a las esperanzas de los chipriotas después de que la crisis dejara a más de 50.000 desempleados en la isla. Aun con esta complicada situación económica, Anastassiades se siente optimista:

“Creo que lo que está pasando actualmente en Chipre es algo positivo. Es el principio de una verdadera conciencia que nos forzará a reevaluar la manera en cómo vemos las cosas y el modo en que nosotros mismos filtramos lo que ocurre a nuestro alrededor.”

Pablo Figuera y Álvaro Goula + Trendhal

2014  Trendhal ©

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.