2
1
3

L-Ink, una visión de futuro

El diseñador de producto Jean-Sébastien Lagrange y el estudio de diseño gráfico Chevalvert reinterpretan la lámpara como un elemento gráfico. Fabricado como un cartel, L-Ink se imprime con tinta a base de plata que conduce la electricidad hasta 40 Leds ubicados a lo largo de una superficie de papel de 320 gramos. La idea, con una estética inspirada en las placas de circuitos impresos, se fundamente en la unión entre dos disciplinas para el desarrollo de este concepto que discute la relación entre los objetos 3D y 2D.

La lámpara se enciende a través de la unión de un imán que se conecta al doblegar el papel. La energía se deriva de los pasadores que sujetan la lámpara en la parte superior, conectados por un cable a un enchufe a la red.

Aunque L-Ink buscaba la autofabricación del producto, la tecnología disponible no está preparada para su uso comercial, sin embargo, supone una visión de futuro que presumiblemente seguirá el mismo desarrollo positivo que las impresoras 3D.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.